Infoviernes

Intestino permeable: todo lo que debes saber

El intestino permeable es un síndrome que se origina por la alteración de la pared del intestino delgado que hace que sustancias y microorganismo pasen esta barrera y lleguen al torrente sanguíneo.

Generalmente las personas que presentan el síndrome de intestino permeable tienen síntomas como: cefalea, hinchazón abdominal, intolerancia alimentaria, dificultad para bajar de peso y dolor articulas, sin ningún tipo de causa aparente.

El intestino tiene una superficie entre 400 y 600 metros. Gracias a esto lo convierte en la mejor barrera protectora que tiene el cuerpo con el exterior.

La capa protectora de la mucosa intestinal está cubierta primero por una mucosidad donde se encuentra una capa de bacterias llamadas microbiota* y una capa de inmunoglobulinas A, las cuales sirven de protección y defensa.

También tenemos a los enterocitos* que están unidos entre sí por uniones intercelulares que son proteínas selectivas las cuales permiten el paso de nutrientes entre dos enterocitos de manera selectiva.

Por lo tanto, no permiten que pasen moléculas de un tamaño mayor de 50 armstrong*. Los enterocitos permiten que pasen nutrientes y minerales, seleccionando lo que entra o no al torrente sanguíneo.

Cuando algo afecta estas uniones pueden pasar al sistema circulatorio sustancias indeseables como metales pesados, toxinas, bacterias, virus y adictivos alimentarios, una vez que  esto sucede el intestino se vuelve permeable, unas de las principales causas de que esto ocurra es el estrés. 

El síndrome del intestino permeable es causado por una mala alimentación, estrés severo  lo más recomendable es: mantener una alimentación saludable que permita mejorar el sistema inmunológico, beber mucha agua permite expulsar las toxinas y realizar ejercicio físico.

Alimentos que mejoran el síndrome de intestino permeable

Consumir alimentos ricos en prebióticos como: el yogur, kéfir, alimentos encurtidos.

Consumir alimentos ricos en zinc como: el chocolate negro, ostras, semillas de girasol y maní.

Comer alimentos altos en aminoácidos  L-Glutamina* y L-Arginina* como: pollo, carnes magras, almendras, frutos secos, quesos frescos, pepino, espárragos y lechuga.

Lo más recomendable es controlar el consumo en exceso del café, té, bebidas alcohólicas, gaseosas y medicamentos antinflamatorios ya que afectan la mucosa intestinal.

Glosario de términos

Microbiota: conjunto de microorganismos que se localizan de manera normal en distintos sitios de los cuerpos de los seres vivos pluricelulares tales como el cuerpo humano.

Enterocitos: son células epiteliales del intestino encargadas de realizar la absorción de diversos nutrientes esenciales, encargados del transporte de agua y electrolitos al interior del organismo.

Armstrong: es una unidad de longitud equivalente a las diez mil millonésimas parte del metro.

L-Glutamina: es un aminoácido que interviene en la composición de proteínas que mantiene a las células en buen estado y reparara los tejidos.

L-Arginina: se convierte en el cuerpo en una sustancia química llamada óxido nítrico que hace que los vasos sanguíneos se dilaten mejorando el flujo sanguíneo.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: