Infoviernes

Mejorando la resistencia a la insulina con una buena alimentación

La resistencia a la insulina es un trastorno que perjudica a muchas personas hoy en día, no se conoce el origen de este trastorno, pero se asocia al tipo de alimentación que lleva una persona a lo largo de su vida.

Cuando las personas no mejoran su alimentación, haciendo los cambios necesarios para poder erradicar este trastorno o lograr controlarlo, entonces aparece la diabetes tipo 2 y ahí comienzan una serie de problemas de salud, no es solo la diabetes tipo 2, también comienzan a existir problemas de tiroides, hipertensión y quien sabe que otros males.

Todo esto se puede prevenir o erradicar de una forma natural y sencilla, está bien tomar medicamentos un tiempo que te ayuden a controlar, pero los medicamento no atacan el problema de raíz, eso lo que hace es controlar el trastorno o enfermedad.

¿Cómo podemos conseguir atacar estos desde la raíz?, haciendo los ajustes necesarios en la manera de alimentarnos, optando por una dieta más sana, donde se incluyan vegetales, legumbres y frutas.

Se puede comenzar haciendo los cambios poco a poco, yo no me convertí en flexitariana de un día al otro, yo comencé haciendo los cambios de una forma progresiva, reduciendo la ingesta de carne a una sola vez al día, ahora puedo pasar tres días a la semana sin comer proteína animal.

Sin embargo, cuando acudí al nutricionista para que me enseñara a comer y bajar los niveles de glucosa en sangre me recomendó una dieta alta en proteína animal y media en vegetales, frutas y legumbres.

También aprendí como mezclar ciertos alimentos según su índice glucémico, como cambian su composición según la forma en que se cocinan, e incluso busqué alimentos eran grandes aliados al momento de reducir la glucosa y es hasta ahora lo que me ha funcionado.

Hoy les hablo desde mi percepción que me ha funcionado a mí, también según lo que he leído, a mi parecer lo mejor que puede ayudar a sanarte de una forma que no sea tan invasiva es consumir:

  1. Verduras y hortalizas: aportan agua, minerales, vitaminas y frutas.
  2. Germinados y brotes: vitaminas, minerales y enzimas.
  3. Frutas: fibra, vitaminas, carbohidratos complejos, agua y son fuente de antioxidantes.
  4. Cereales de preferencia integral.
  5. Legumbres:  aportan las proteínas necesarias para el cuerpo y se pueden combinar con cereales como el arroz, para obtener los aminoácidos esenciales que necesita el organismo.
  6. Leche vegetal: aportan vitaminas y grasas buenas.
  7. Las setas u hongos, aportan vitamina D y también pueden sustituir la proteína animal.
  8. Puedes consumir huevos y lácteos.

En mi dieta diaria he aumentado el consumo de cúrcuma, esta ayuda a mejorar los niveles de azúcar en la sangre, igual que la canela, por ejemplo, yo a mi café le agrego una cucharadita de canela y con eso cubro la ingesta que necesito. También al agua con limón que me tomo en las mañanas le agrego jengibre y la cúrcuma, en mis comidas suelo usar estas especies. Una nueva que voy a comenzar a ingerir es la espirulina, esta ayuda a mantener los niveles a raya. Por supuesto limitar el consumo de azúcar, no digo que no consumas azúcar, pero mejora las porciones y realiza actividad física al menos unos 30 minutos al día.

Espero que estos consejos te ayuden un poco, muchas veces no sabemos cómo comenzar un cambio y que medidas tomas, si tienes alguna pregunta no dudes en contactarme.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: