Infoviernes

¿Cómo las emociones afectan nuestro cuerpo?

Las emociones según el diccionario de la RAE dicen que, “son alteraciones del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática”

Ahora bien, cuando hablamos de somático, estamos hablando que la mayoría de las veces todo lo que sentimos se puede ver reflejado en nuestro cuerpo, ¿qué quiere decir esto? ¿Las emociones pueden afectar mi salud?  Y la respuesta es sí, no solamente afecta al peso sino también al cuerpo. 

Cuando nuestros niveles de estrés son altos, se pueden presentar mediante síntomas que muchas veces asociamos con enfermedades pero que en realidad son producto de niveles altos de estrés.

¿Cómo se relaciona todo esto con el peso?

También existe otro tipo de emociones que pueden hacer que aumentes de peso, aun comiendo de manera regular sin aumentar tu cantidad de alimentos, cuando comemos con culpa, tenemos sentimientos de miedo a no ser suficiente, que no somos valorados, provoca que nuestro sistema digestivo se ponga lento lo que hace almacenar más cantidad de grasa, el cuerpo suele almacenar la grasa para poder tener energía en el futuro.

 Cuando tus niveles de estrés son altos, por lo general se desarrolla una ansiedad que provoca que siempre quieras comer todo el tiempo, por lo general son alimentos altos en grasas saturadas, azúcar y carbohidratos.

Esto lo sé por experiencia propia, durante un tiempo obtuve un empleo donde el nivel de estrés era tan alto que me desataba las ganas incontrolables de comer dulces (aun sabiendo que no debía consumir azucares) también aumenté mi consumo de tomar café, hasta que un día me dije que no podía seguir en ese ciclo de consumir dulces altos en azúcar y sentir culpa luego porque lo que estaba logrando era tapar una emoción con comida, comencé a estar consciente de mis respiraciones, emociones e identificar los patrones que me desencadenaban ansiedad.

Con esto te quiero decir que muchas veces no vemos que hay factores alrededor nuestros o emociones reprimidas de algún mal recuerdo o situación que nos hacen consumir alimentos de manera compulsiva. Para poder tomar acciones en asunto debes tratar de estar consciente de tus emociones, estar presente, identificar que sientes y que lo origina y esto solo se logra respirando y estar atenta a tus conductas y emociones.

Por eso es importante contar con técnicas que nos ayuden a traernos al presente, como son:

Prestar atención a nuestros pensamientos.

Realizar ejercicios de respiración profunda y pausada.

En caso de esta en una situación de estrés, utilizar técnicas que te traigan al presente, lavar tu cara o las manos, prestar atención a los sonidos del momento y las sensaciones de tu cuerpo.

Lo más recomendable es que busques ayuda de un coach o terapeuta que te pueda orientar a identificar las causas que originan estas emociones.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: